La transición de escuela superior a la universidad requiere que el estudiante tome un brinco gigante. Para muchos, tal vez es la primera vez que se van de la casa, o que pasan a un ambiente de campus que carece de las relaciones estrechas de la escuela superior. Aún aquellos estudiantes que sienten que se prepararon debidamente tal vez pueden sentirse despistados con la presión universitaria. Un asunto es que se le acepte en la universidad, es realmente otro asunto el que se gradúe.

 

Los siguientes consejos para tener éxito universitario parece que obedecen al sentido común pero al considerar que muchos estudiantes latinos serán los primeros en su familia en asistir a la universidad, vale la pena repetirlos.

 

A la Cabecera de la Clase

 

Aún los estudiantes más exitosos en la escuela superior encontrarán a la universidad un poco atemorizante. El régimen de cursos aumenta como una función exponencial y puede ser que ni mamá ni papá estén presentes para ayudarle con las asignaciones. ¡A los estudiantes se les pedirá que lean más de lo que habían leído hasta ahora, que escriban ensayos más largos y se comprometan a estudiar por más horas que jamás se hubiesen imaginado, y eso incluye los fines de semana!

 

A la misma vez, existe un sentido de libertad que sienten los estudiantes, al estar por su cuenta por primera vez, y con esto se dan muchas tentaciones. Algunas veces las finanzas pueden limitar cuanta diversión puede tener un estudiante, y algo de diversión es necesaria para encontrar un alivio a la rutina diaria y a la tensión de las clases y de estudiar. Con moderación en todo, es lo que se aconseja para esto.

 

Parte de los costos de matrícula incluye brindarles acceso a los estudiantes para programas de tutoría o estudios para ayudarlos a sobreponerse a una racha mala. “Muchos estudiantes latinos batallan con las asignaciones de escritura, de ejemplo, por lo tanto es importante buscar acceso a los laboratorios de escritura. Los centros de tutoría los cubre en su matrícula y el centro de desarrollo profesional puede ayudar con los internados o adiestramiento de trabajo”, afirma Erika Viramontes de HCF.

 

Hacer Amigos

 

Una vez que un estudiante se acomoda, es importante dar inicio al desarrollo de un sistema de apoyo. Tal vez las visitas y orientaciones en los campus universitarios expongan a los estudiantes a algunas de las actividades y organizaciones universitarias que pueden ser atractivas a los estudiantes latinos pero si un estudiante carece de esa información, es importante dar inicio a la búsqueda de lo que su campus universitario puede brindar.

 

Las organizaciones latinas existen para casi todos las especializaciones, por ejemplo, grupos de pre-medicina o ingeniería, además algunas universidades tienen organizaciones de fraternidad latina, como Phi Iota Alpha (Phiota), en Rensselaer Polytechnic Institute en New York, una de las más viejas en el país. La organización latina estudiantil más grande, con divisiones en los campus universitarios por toda la nación, es el Movimiento Estudiantil Chicano de Aztlán (MEChA). Estas organizaciones y las actividades exponen a los estudiantes latinos a otros estudiantes latinos a los cuales se les podría hacer difícil toparse entre sí en todo el campus universitario. Los enlaces a organizaciones estudiantiles latinas principales se pueden encontrar en CollegeforLatinos.com.

 

Mientras que un compañero y amigo latino es sensacional, un amigo compañero de clases en una ventaja. Si usted no tiene amigos en las clases, hazte amigo, y enseguida. Los compañeros de estudio tienen un valor incalculable. Participe en actividades y clubes para conocer a personas con los mismos intereses y antecedentes. Según dice la canción, usted puede arreglárselas con una ayudita de sus amigos. Esto se aplica no tan sólo a la vida universitaria, pero a la vida misma.

 

“Asegúrese, desde un principio, que usted desarrolla un círculo de amigos para compartir las anotaciones y asegúrese que tenga apoyo. Si un estudiante está viviendo en el campus universitario, o está asistiendo a la escuela lejos del hogar, involúcrese en deportes y organizaciones de servicio”, dice Jeannette Morales de HACU. “Es una manera en que los estudiantes aportan a la vida universitaria. Cuando un estudiante tiene ese apoyo, él o ella suele progresar mucho mejor”.

 

Entendimiento del Desafío

 

Un colegio de estudios superiores o universidad les ofrece la admisión a ciertos estudiantes a base de la probabilidad que un estudiante va a completar un programa de cursos y por último, se gradúa. Los estudiantes tienen que comprometerse a este camino, por lo menos por cuatro años, para llevarlo a cabo hasta el final. Como lo son los atletas corredores élites en un maratón universitario, para completar la carrera se requiere mucha disciplina y dedicación.

 

De acuerdo a CollegeTips.com: “Todo se trata de la proporción entre estudiar a la de fiestear. He aquí un consejito universitario: Tenga sus estudios y trabajo de la escuela hechos durante la semana, y ya puede ir a las fiestas universitarias que esperaba sin sentirse culpable. Usted puede sentirse relajado de verdad cuando no está preocupado sobre un final para el cual no ha estudiado”.

 

Sirve de ayuda conocer a alguien en que pueda confiar que entienda por lo que usted está pasando. Tal vez los estudiantes latinos no van a conseguir la simpatía de mamá y papá pero pueden buscar un adulto, tal como un maestro anterior o patrono que ha asistido a la universidad y entiende los desafíos.

 

“Unos buenos consejos pueden tener un valor incalculable para estudiantes universitarios novatos”, añade Viramontes.

spybubble login

Add Your Comment

comments form